La Selección Mexicana no pudo darle la vuelta al marcador en casa ante su máximo rival y tuvo que conformarse con una igualada.

Tijuana, BAJA CALIFORNIA- La Selección Mexicana se despidió de su afición antes de partir a Rusia para encarar la Copa Confederaciones con un empate amargo en casa ante Estados Unidos al igualar 1-1 en el duelo de eliminatoria mundialista.

 

Las cosas empezaron mal para el cuadro azteca tras verse sorprendidos por un Estados Unidos, que pese a su propuesta defensiva, lograba abrir el marcador tras una mala recepción de Javier Hernández en mediocampo era robado por Michael Bradley; tomando por sorpresa la zaga mexicana y definiendo desde afuera del área con un disparo picado por encima del guardameta Guillermo Ochoa para el 1-0 a tan solo el minuto 5’.

 

Además de haber sido perdonados por el árbitro central al no expulsar a Carlos Salcedo, la falta de puntería del cuadro de las barras y las estrellas mantendría la diferencia en el marcador a una mínima al no poder liquidar las jugadas generados en el área chica mexicana.

 

Fue precisamente en una falla del ataque estadounidense que México capitalizó desde su área chica con una jugada iniciada por Ochoa, conducida por el Chicharito con un túnel en mediocampo y asistiendo a Carlos Vela por el costado derecho para que el jugador de la Real Sociedad liquidara desde afuera del área con un disparo pegado al palo izquierdo del portero que se escondería en el fondo de las redes para el empate al 23’.

 

Tras el empate de los locales el cuadro de Bruce Arenas se dedicó a defender dentro de su propia mitad y buscando aprovechar la explosividad de jugadores como Christian Pulisic, Paul Arriola y Bobby Wood; dándole la iniciativa a México para hacerse de la pelota y adueñarse del mediocampo para cerrar la primera mitad.

 

Sin embargo, a pesar de volverse en el protagonista del partido, el cuadro mexicano carecería de ideas para abrir la defensa americana que se dedicó a buscar liquidar el partido en un contragolpe; aguantando las llegadas de los locales.

 

Las jugadas más claras del complemento compartirían características similares con ambas siendo generadas por mediocampistas, con disparos de larga distancia y que terminaban estrellándose el metal.

 

El primero de estos fue Héctor Herrera que cobró un tiro libre con un disparo al travesaño ante el vuelo del arquero estadounidense, Brad Guzan. Por su parte, tras haber marcado ya un golazo, Bradley nuevamente probó su suerte de larga distancia con un disparo que terminaba pegando en el palo izquierdo de Memo Ochoa.

 

Sin más variaciones en el marcador, ambos equipos terminaron dividiendo unidades con el equipo mexicano manteniéndose como líder con 14 puntos en el hexagonal mundialista; en el cual se mantiene invicto.

 

El conjunto dirigido por Juan Carlos Osorio ahora tendrá que enfocarse en una prueba a nivel internacional a medirse con rivales europeos en la Copa Confederaciones; la cual iniciará enfrentándose al actual campeón de Europa que es Portugal.

 

Template Settings
Select color sample for all params
Red Blue Green Black Yellow
Background Color
Text color
Google font
Body font-size
Body font-family
Direction